El sector de la danza denuncia la falta de medidas de desescalada para la reapertura de sus establecimientos

Noticias
Fuente

El sector de la danza denuncia la falta de medidas de desescalada para la reapertura de sus establecimientos de enseñanza y crea la Asociación de Empresarios de Academias de Baile de la Comunitat Valenciana AEMAB CV. Presidida por el bailarín, coreógrafo y profesor elianero, Jordi García Ferre, las academias de baile de la Comunitat Valenciana quieren abrirse paso lo antes posible, empezando con un protocolo de medidas de higiene y distanciamiento social que reactive  la enseñanza de danza en la Comunitat Valenciana. 

Para la asociación es primordial afrontar la crisis del sector por el COVID-19 y exigir “medidas claras” que les permita  recuperar su actividad por lo que han decidido organizarse ante un plan de desescalada planteado por el Gobierno de España, en el que según afirman, no se contemplan "medidas concretas para el sector, abocando a las academias de baile a una profunda crisis por la inseguridad de las condiciones de reapertura de sus instalaciones".

Dos meses después de tener que cerrar sus negocios por el coronavirus, profesionales y educadores denuncian encontrarse en un limbo legal ya que ningún epígrafe les incluye en las medidas de ayuda ni en las pautas a seguir en la desescalada para su reapertura. “Las especificidades de la danza hacen que el sector requiera de un plan específico que permita su reactivación con medidas claras para todas las empresas”, asegura Jordi García Ferre. "La danza demanda medidas que permitan la reapertura de los centros formativos, tanto de enseñanza reglada como de enseñanza no reglada, en condiciones adecuadas de higiene y seguridad, a la vez que se observan esas especificidades y se plantean medidas que permitan el desarrollo de todas las disciplinas que se imparten en estos centros, incluyendo aquellas que requieren de contacto físico", explica el presidente de la nueva plataforma de asociados . 

La carencia de medidas concretas pone en peligro la continuidad de muchas empresas del sector que se han visto obligado a hacer un cese total de la actividad a causa de la crisis sanitaria del COVID-19. Ante esta situación el sector de la danza se pone en marcha para luchar por sus empresas, por sus profesionales y por sus alumnos haciendo una defensa de los beneficios que aporta a nivel económico, social, en el campo de la salud y bienestar y en el ámbito de la cultura y el ocio, aspectos en los que detectan una importante falta de reconocimiento.  “En estos centros trabajan equipos profesionales muy formados en sus disciplinas cuyo empleo peligra. En estos centros formamos a los bailarines, artistas y al profesorado del futuro y nuestras actividades son una fuente de salud y bienestar para numerosas personas que a través de la danza mantienen en forma su cuerpo y su mente a la vez que tienen un espacio donde establecer relaciones sociales sanas y emocionalmente positivas”, alerta el presidente de AEMAB CV. 

 

Con el fin de aunar los esfuerzos de las empresas dedicadas a la formación en el ámbito de la danza, AEMAB  inicia andadura con 11 academias que han desarrollado ya un protocolo conjunto de actuación que cumple con los requisitos legales de distanciamiento social, higiene y seguridad, y que a su vez permite, de manera progresiva y atendiendo a las diferentes fases de la desescalada, retomar la actividad de sus centros haciendo viable la continuidad de estas las mismas.  

Dado que una vez se finalice el estado de alarma, las competencias en sanidad volverán a los gobiernos autonómicos, tiene sentido que el movimiento asociativo sea de carácter regional”, subraya el presidente de AEMAB CV. Para ello la asociación ya tiene varias vías abiertas de comunicación con el Gobierno de España y con la Generalitat y además está participando en foros de profesionales a nivel nacional. Su iniciativa ha sido de las primeras a nivel nacional y se está tomando su modelo de asociación y utilizando el protocolo que han elaborado en otras regiones de España. “En definitiva, queremos que se nos trate como a otros sectores que, por considerarse estratégicos, tienen atención política y participación en la elaboración del marco legal que los rige”- concluye Jordi García Ferre 

Entre las medidas del protocolo de AEMAB están la instalación de marcas en las salas para garantizar la distancia entre alumnos y no permitir, hasta que se declare superada la pandemia, cambios de pareja. Las academias también proponen la reducción de sus aforos y el retorno progresivo a la actividad. Los alumnos en formación profesional en artes escénicas y danza, las compañías profesionales y amateur, las parejas de baile profesionales y amateur, se incorporarían a partir de la Fase 2 de la desescalada, mientras que el resto de los alumnos lo hará a partir de la Fase 3.  

 

 

 

 

 

CONTACTO: Jordi García Ferre CARGO: presidente AEMAB CV TELÉFONO: 600 595 838 

 

CONTACTO: Carmina Gil CARGO: secretaria AEMAB CV TELEFONO: 654 23 70 41 

 

MAIL: Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

 

Javier Soria
Publicidad