El Aguijón es una sección de opinión en la que los participantes pueden exponer con total libertad su punto de vista sobre temas de actualidad y de interés que afectan a nuestra comunidad. Vivaleliana!, pretende ofrecer a sus lectores, claridad, libertad de crítica y argumentos, tomando partido, eso sí, con el debido fundamento y respeto, sobre las cosas que pasan a nuestro alrededor.
Vivaleliana! no se hace responsable de las opiniones vertidas sino que serán responsabilidad única de las personas que las escriben y firman.

Ahora que un estudio ha descubierto que Josep Pla fue agente del SIFNE durante la guerra (in)civil española –el espía número 10 de Franco-, habrá que borrarlo del listado de escritores del Parque de L’Eliana, por razones de agravio comparativo: en ese listado no está Camilo José Cela, porque parece ser que perteneció en la postguerra a la Junta de Censura. Ley del Talión, ojo por ojo y censura por censura: el censor censurado por otro censor. Pero, vamos a ver: ¿la nómina no es de artistas? Entonces porqué se tienen en consideración cuestiones políticas, ajenas a la creación literaria? ¡Qué pena, Señor, qué pena! ¡Con lo bonito que queda ese espacio de jardín y cada vez que lo muestro a quienes vienen de fuera, me ha de entrar un cabreo…! Porque es una cantada muy grande que no esté Cela y sí Elvira Lindo, por ejemplo.

Rafa Prats

Para mí, L'ELiana es mi pueblo. No he nacido en él (como la mayoría de los habitantes que hoy pueblan L'Eliana), pero si tenemos en cuenta que llegué de "veraneante" en el año 1967, me quedé a vivir finalmente en él en el año 1975 y me empadroné en el año 1976 en este municipio, creo que soy más " del poble" que mucha gente que se le llena la boca cacareando que es de L'Eliana. Ser del poble es amar L'Eliana, ser del poble es sentir que perteneces a un lugar en el que te encuentra feliz, ser del poble es pensar que aunque por circunstancias personales o de lindes de un término municipal ( L'Eliana y Ribarroja están separadas únicamente por una calle) sigues diciendo que eres de L'Eliana. Yo, soy una de esas personas. Hace algunos años y por asuntos personales pasé a estar empadronada en el citado pueblo de Ribarroja, y le guste o no a la gente, me da la sensación que vivir en este pueblo, es vivir "el día de la marmota". No voy a entrar en la gestión del partido que lo gobierna actualmente, solamente voy a decir, que si comparamos servicios, impuestos, y demás pagos que realizamos y lo que recibimos a cambio por ello, para mí, resulta poco menos que insultante. Yo he visto como L'Eliana ha ido creciendo mientras aquí nos quedábamos en "tierra de nadie". Sin metro, sin tren y sin un sólo servicio que te pueda llevar a Valencia. Así, por poner un ejemplo, es la gestión de este Ayuntamiento. Y yo, y mi impotencia ante tanto despropósito, nos sentimos de L'Eliana aunque tenga que estar empadronada en el citado pueblo. En L'Eliana todo el mundo siempre ha sido bien recibido, ya no existen diferencias entre los "veraneantes" y la gente que vive en él. Simplemente porque ser de L'Eliana es lo que he dicho antes. Así que no me vengan ahora diciendo personas que no tienen ni idea de lo que es ser "del poble" y no ser. Y todo el que vive en la Eliana y se siente de allí, ES DEL POBLE. Si todavía existe gente que se permite el lujo ( por llamarlo de algún modo) de cuestionar quien es del poble y quien no, por favor, que se lo haga mirar, porque en L'Eliana, todos somos iguales. ( Y de paso recordarles que los negros ya no son esclavos ni llevan una bola en el pie colgando) ¡Soy y seré siempre de mi pueblo, L'ELIANA!

Begoña Albert

En un reciente artículo, el presidente del PP de L'Eliana, Sergio Montaner, ha escrito que este pueblo es un paraíso [sic]. Semejante afirmación, en boca ni más ni menos que del jefe de la oposición municipal, ha dejado a más de medio pueblo con la boca abierta.

Y añade que somos un pueblo moderno, hospitalario, con un magnifico modelo de ciudad, con ciudadanos con inquietudes sociales, solidarias, culturales, deportivas,… [sic].

Y todo esto después de 36 años de gestión municipal en manos del mismo partido, de las mismas personas [sic], o sea de los sucesivos gobiernos de izquierda.

En fin, para echarle tantas flores al adversario político tampoco hace falta ponerse chovinista.

Vamos a dejarlo, si les parece, en que L’Eliana es un pueblo singular, que ha sabido pasar, con bastante acierto y en muy poco tiempo, de ser una simple pedanía a un pueblo de veraneo, para convertirse después en pueblo residencial. Un pueblo que es un ejemplo de integración entre recién llegados y gente de aquí de toda la vida. De tolerancia. Con un nivel y una calidad de vida envidiables. Con un ambiente cultural apasionante. Abierto a la modernidad, pero respetuoso y defensor de sus tradiciones. Sin un escándalo político en todos estos años. Sin rastro de corrupción. Sin delirios urbanísticos. Sin megalomanías. Un pueblo con proyecto y con futuro. Un pueblo en el que todos nos sentimos orgullosos de vivir.

Y como si de pronto se hubiera dado cuenta de lo que estaba escribiendo, Montaner se monta una pirueta intelectual para afirmar, sin rubor y sin un solo argumento que, en realidad, en todo esto, en la paciente construcción de este paraíso, la coalición de izquierda que lleva gobernando 36 años seguidos, no ha tenido nada que ver. Y seguramente tampoco los ciudadanos que los vienen designando para gobernar, sin permitir que el partido del Sr. Montaner haya tocado bola.

Y como no entiende este milagro, entonces saca la caja de los truenos y arroja encima de la mesa el cajón de sastre de slogans de medio pelo, que adornan su “actividad” opositora. Que si la contribución sube, que si el agua no es potable, que si se gasta mucho, que si las farolas,…

De la supuesta apocalíptica deuda municipal que nutrió sus primeros tres años de enredos ya no habla porque le dejó ridículo el argumento el Tribunal de Cuentas y el mismísimo Ministerio de Hacienda que dirige su propio partido. De los otros slogans, tiempo vamos a tener para hablar. Que esta interesada ceremonia en la que todo vale para confundir y sacar tajada, va a quedar pálida ante la realidad, la razón y la verdad.

Sr. Montaner: sea o no sea L’Eliana un paraíso, por favor, déjelo como está. No nos lo vaya a estropear.

Germán López-Guitián

Más artículos...