25 años del incendio de la Vallesa

Noticias
Fuente

El pasado 9 de agosto, se cumplieron 25 años del incendio en La Vallesa que tuvo en vilo durante una jornada a varias urbanizaciones de La Cañada y a la zona de Entrepins en l’Eliana. En aquellas fechas, una simple torre de vigilancia visual humana era el único medio de prevención. Algunos vecinos de Entrepins aún recuerdan la presencia de un camión-cuba de agua con manguera al final de la calle Buñol, junto al bosque, rodeado de las autoridades y vecinos, como único recurso ante el fuego que, afortunadamente, no llegó hasta allí.

A lo largo de estos años se han emprendido algunas acciones para mejorar la prevención y la lucha contra el fuego en esta zona del Parque Natural del Turia tan próxima a zonas de población, técnicamente denominada “interfaz urbano – forestal”. Inmediatamente después del incendio, se establecieron y señalizaron caminos de evacuación para las personas y de acceso para los medios encargados de sofocar el fuego por el interior del bosque. El Ayuntamiento de l’Eliana, a requerimiento de la recién creada Asociación de Vecinos de Entrepins, cuyo nacimiento tuvo su origen en aquel hecho, colocó hidrantes en zonas próximas al linde del bosque, de manera que pudiera llegar hasta allí agua de forma continua y no por medio de un camión. También se han limpiado de broza y vegetación las zonas más próximas a viviendas en ambos municipios.

En la actualidad, el Ayuntamiento de Paterna, dispone de una patrulla de vigilancia forestal constituida por  un vehículo y dos vigilantes, ayudados por otra patrulla de la policía local de Paterna y, en ocasiones por otra del Seprona. La torre forestal ya no tiene vigilancia humana permanente que ha sido reemplazada por un sistema constituido por 2 cámaras y 55 sensores térmicos y ópticos, ayudado por drones.

Los ayuntamientos de Paterna y Riba-roja del Turia, junto con otros socios – Hidraqua, la consultora Medi XXI, el Parque Natural del Turia, la Universidad de Valencia, La Universidad Politécnica, a través del Instituto de Ingeniería del Agua y Medio Ambiente y Cetaqua – han puesto también en marcha el Proyecto GUARDIAN que contempla la reutilización de aguas residuales procedentes de la depuradora de Paterna Turia 2 para prevenir y, en su caso, luchar contra eventuales incendios en la zona de La Vallesa. El presupuesto  de este proyecto asciende a 5,5 millones de euros de los que el 80% será aportado por fondos europeos y el resto por los socios. La idea es innovadora y consiste básicamente en regar las zonas para mejorar su grado de humedad pero de forma controlada para que la vegetación no crezca de forma excesiva generando más combustible para el fuego. El riego se realiza con aspersores o cañones de agua que pueden también utilizarse en caso de incendio. Además se realizan labores de información a la población para incrementar el nivel de autodefensa, y talleres, cursos, simulacros y guías para los residentes en las zonas más expuestas que ya han tenido lugar en las urbanizaciones de La Cañada, el Plantío y Masía de Traver. El ayuntamiento de l’Eliana no participa en el proyecto.

Pese a todo lo anterior, el riesgo sigue existiendo y ello se hace más patente en días de calor intenso como los actuales, en los que la ausencia de actuaciones en las zonas de cañares en las riberas del río Turia y el abandono del bosque en el que apenas se realizan labores de mantenimiento y regeneración permiten que cualquier pequeño descuido o incidente pueda llegar a generar una catástrofe medio ambiental con graves consecuencias para el entorno y las personas.

Javier Soria
Publicidad