Las asociaciones vecinales  de l’Eliana confían en la promesa de los políticos de construir una rotonda en la intersección de la CV336 con la calle Navarrete y pacificar el tráfico en esa carretera a su paso por l’Eliana

Noticias
Fuente

La vieja reivindicación de las asociaciones de Montesol, Entrepins y El Valle de pacificar el tráfico en la CV-336 a su paso por l’Eliana y solucionar la intersección con la calle Navarrete, que se venía tramitando en la Diputación junto con las autoridades municipales ha sufrido dos reveses políticos durante las últimas semanas.

En primer lugar, el Pleno ordinario de la Diputación Provincial de València del pasado 29 de enero, rechazó la propuesta del Partido Popular y Ciudadanos para aprobar esta demanda. PSOE y Compromís votaron en contra basándose en el argumento de que ya se estaba tramitando una solución y la promesa de ponerla en marcha de forma definitiva. La solución, es un informe técnico que propone la mejora de la intersección de la carretera con la calle Navarrete con dos alternativas: remodelar el cruce aprovechando el espacio existente o transformarlo en una rotonda, con un plazo de ejecución mayor. En el primero de los casos, el estudio contempla mejorar la seguridad vial en la intersección sin necesidad de expropiaciones, una actuación que, según el informe de los técnicos provinciales, podría llevarse a cabo en el año 2020. En caso de optar por la construcción de una rotonda, sería necesario iniciar el proceso de expropiación y el plazo de ejecución se fija en tres años.

Pese a que el informe no es una decisión vinculante, y a que el equipo de gobierno municipal formado por PSOE y Compromís, volvió a rechazar otra moción del Partido Popular reclamando la solución a este problema en el Pleno municipal del pasado 31 de enero, los presidentes de las asociaciones vecinales han manifestado a nuestra redacción su confianza de que de las promesas se cumplirán, ya que, en realidad, todos los partidos políticos han declarado su conformidad para dar una solución al problema, aunque hubieran preferido un compromiso institucional de todos los partidos que vinculara formalmente a ambas instituciones, sea cual fuere el resultado electoral de mayo  de 2019.

De acuerdo con la propuesta de los técnicos, el proyecto se desarrollaría en tres fases. La primera de ellas daría comienzo en el segundo trimestre de 2019, mientras que la segunda y tercera se ejecutarán a lo largo de 2020.

Estas fases, consideradas obras de mantenimiento, supondrán la eliminación de arcenes, la incorporación de una medianera, la ampliación de aceras y la construcción de pasos sobreelevados en los tramos que van entre las rotondas del colegio Helios, Entrepinos y la de Caja de Ahorros. Estos trabajos se iniciarán en abril de este año 2019 y van encaminadas a atender las demandas vecinales de tratar esta carretera comarcal como una vía urbana, dada la densidad poblacional en su entorno.

Para el problema de la confluencia de la calle Navarrete con la CV-336, un punto crítico ya que la carretera traza una curva pronunciada en un cambio de rasante haciendo muy arriesgada la salida de los vecinos a dicha carretera, los técnicos han propuesto dos soluciones alternativas. La primera, menos costosa y de ejecución más rápida consistiría en una semirotonda con accesos diferenciados. La segunda sería una rotonda propiamente dicha pero su ejecución tiene más complicaciones y se alargaría al menos tres años. Las asociaciones vecinales optan claramente por esta última, adoptando transitoriamente medidas como la mejora de la señalética y la limitación de la velocidad.

El estudio elaborado por el área de Carreteras de la Diputación,  incluye un tercer aspecto a mejorar, la conexión de la CV-336, de titularidad provincial, con la CV-35, de titularidad autonómica, en el municipio de San Antonio de Benageber que soporta una densidad de tráfico que genera atascos diarios. En este caso, el informe señala que "la rotonda existente, de la que es titular la Diputación, no puede ejercer como pesa del enlace con la autovía, lo que requiere la construcción de otra de mayores dimensiones, cuestión que compete a la Generalitat, que ha sido convenientemente informada".  

Las asociaciones de vecinos tienen claro que más allá de las disputas entre partidos para adjudicarse la aprobación de esta reivindicación, los verdaderos protagonistas de la consecución de la solución a estos problemas serán los propios vecinos que llevan reivindicándola y luchando por ella desde  2006, además de considerar que no es una situación singular de l'Eliana, ya que afecta también a los vecinos de otros municipios como San Antonio de Benagéber, Ribarroja , o Bétera,y a usuarios de los colegios e institutos cercanos, supermercados y farmacias. colindantes con esa carretera.

Aquí te dejamos un PDF con el informe técnico para descargar.

Javier Soria
Publicidad