El periodista elianero Pablo Ferri  ‘Premio Nacional de Periodismo’ en México.

Noticias
Fuente

El joven periodista de l’Eliana Pablo Ferri Tórtola, de 32 años, hijo de la también periodista y escritora afincada en nuestro municipio, Ámparo Tórtola, ha sido galardonado en el país azteca con el ‘Premio Nacional de Periodismo de México –Género Crónica- ‘ por su trabajo ¿Cómo es buscar el cuerpo de un familiar?. Una crónica periodística sobre la búsqueda de los desaparecidos en la fosa clandestina de Lomas de Santafé, en el estado de Veracruz.

La crónica de Pablo Ferri Tórtola, fue seleccionada el pasado 24 de noviembre en la ciudad de Guadalajara, como la mejor de su género entre los trabajos presentados en esa categoría,  y  según señaló el jurado de este prestigioso galardón,  fue evaluada “como una narración sobria sobre  la búsqueda de restos humanos en el cementerio clandestino de Colinas de Santa Fe, en Veracruz, a través de la observación, recuperación de testimonios y elaboración de perfiles de los miembros del colectivo ‘Solecito’, integrado por familiares de desaparecidos".

El periodista elianero, ex alumno del Colegio Helios de la localidad, cuenta con una cimentada carrera periodística avalada con una importante trayectoria de premios no sólo en América Latina, sino también en nuestro país. En su palmares  tiene el 'Premio Nacional de Periodismo de México 2013', en la categoría de Reportaje, que obtuvo con la serie de publicaciones 'Narcotráfico en América Latina', que realizó con el colectivo Dromómanos del que formó parte unos años. Además fue distinguido con el 'Premio Español de periodismo Ortega y Gasset', otorgado en Madrid en 2014 y fue finalista en el 2015 en el 'Gabriel García Marquez' de Colombia, por su investigación sobre la ‘Matanza de Tlatlaya, en la que reveló la participación de militares en una ejecución extrajudicial.

Vivaleliana ha tenido la oportunidad de hablar brevemente con Pablo sobre este nuevo premio, una  crónica que realizó el periodista elianero haciéndose  pasar por el familiar de un desaparecido, para evitar a la Fiscalía del Estado, que no  quería que la prensa tuviera conocimiento de lo que finalmente se descubrió como un cementerio clandestino que escondía los restos óseos de más de 250 personas.

¿Cómo te sientes con este nuevo galardón?

Estoy muy contento con este premio porque visibiliza una de las grandes tragedias del México moderno. La crónica premiada es un reconocimiento a cientos de madres, padres, parejas, amigos de personas desaparecidas, que cada día buscan con sus pocos medios en todo el país a sus desaparecidos.

¿Cuál ha sido tu necesidad como periodista de realizar esta crónica?

Contar una realidad del Mexico actual en el que han desaparecido en los últimos años 32.00 personas, la mayoría de ellas, como consecuencia de la guerra que mantiene el gobierno contra los grupos criminales organizados.

¿Una realidad muy cruel?

Mi relato es un texto que trata de acercar el ‘día a día’ de personas como Rufino, Daniel y más, que se levantan cada mañana a buscar en fosas comunes. Agujeros en el suelo en el que pueden que estén los restos de sus seres queridos.