Harta de la violencia machista: JUNTAS, salgamos a la calle este 25N

Noticias
Fuente

En nuestro país han muerto asesinadas a manos de sus parejas, exparejas u otros hombres 1.118 mujeres desde que se contabilizan las víctimas (año 2003), aunque sabemos que son muchas más.

El machismo sigue matando. En lo que va de año 37 mujeres han sido asesinadas, con consecuencias devastadoras no sólo porque ellas han perdido la vida, sino también porque el efecto demoledor de estos asesinatos alcanza a hogares, familiares y amigos. 

Las movilizaciones feministas son más necesarias que nunca para reivindicar la necesidad de que deben parar los asesinatos, las  violaciones, las agresiones sexuales y el acoso machista hacia las mujeres. El 25N es una efemérides que nos recuerda que nos queremos vivas y libres. La igualdad empieza con nosotras, en el hogar, la escuela, en  el trabajo, en la calle. Protegernos contra las violencias machistas es tarea de todas y todos, de las administraciones por supuesto, pero sobre todo es nuestra tarea.

Saber que la violencia machista empieza mucho antes de los golpes, las palizas, los asesinatos, de las violaciones, es importante. Porque el machismo toma camino, hace poso y crea su propio caldo de cultivo a través de las redes sociales, la publicidad, el cine, la televisión, la música, la moda, la literatura; incluso el amor, con cánones esclavizantes y referentes que se repiten y perpetúan una y otra vez, exigiéndonos a las mujeres estar siempre a la altura para ser queridas.

Estoy convencida que debemos empezar por tenerlo claro nosotras. Porque si queremos salir o entrar de casa, trabajar, cobrar un sueldo acorde a nuestra preparación, estudiar, ir a correr o hacer deporte, pasear, charlar, subir en el ascensor, atravesar la calle, irnos de fiesta, arreglarnos como se nos antoje, disfrutar de la vida y enamorarnos, no podemos seguir sintiendo miedo ni vivir pidiendo permiso.

Hoy 25N, grito de nuevo ¡BASTA! de la violencia de los hombres contra las mujeres, contra nuestras madres, contra nuestras hijas, contra nuestras niñas.

Porque estamos hartas, salgamos otra vez y todas las que hagan falta, los 25N, para gritar por las que no están y por las que queremos seguir estando.

Teresa Badenes

Javier Soria
Publicidad