El Aguijón es una sección de opinión en la que los participantes pueden exponer con total libertad su punto de vista sobre temas de actualidad y de interés que afectan a nuestra comunidad. Vivaleliana!, pretende ofrecer a sus lectores, claridad, libertad de crítica y argumentos, tomando partido, eso sí, con el debido fundamento y respeto, sobre las cosas que pasan a nuestro alrededor.
Vivaleliana! no se hace responsable de las opiniones vertidas sino que serán responsabilidad única de las personas que las escriben y firman.

Llega sin avisar, mortifica sin explicaciones, impide el razonamiento humano, cambia el carácter del individuo, le convierte en otra persona. Es el miedo a cesar en el trabajo o a seguir en el paro, a perder la casa, a la merma de derechos. Nos hace celosos, envidiosos e insolidarios, nos lleva a padecer una dolorosa soledad, que tortura y destruye a quien la siente y a los más cercanos. El miedo, otro de los síntomas de esta ‘salida de crisis’ que estamos disfrutando. Hubo un tiempo en el que los líderes procuraban, cuanto menos, que la sociedad se ilusionara por algún proyecto, por alguna utopía. Aquí y ahora, ni hay proyecto ni existe utopía. Se puede acabar imitando a los subsaharianos, cruzando la frontera hacía países con solvencia; el salto ya se ha iniciado, sólo queda que se incremente. Me reconozco impotente. Estoy asustado, muy asustado. Tengo miedo, ¿y tú?

Rafa Prats

En España, por desgracia, hemos vivido muchos años bajo una dictadura en la que primaba (como en todas), "o estás conmigo o contra mí". Pero parece ser que este comportamiento, extiende sus tentáculos más allá de una dictadura que llegó a su fin hace más de 30 años. A medida que pasan los días, la gente se vuelve más intolerante, más individualista, y más intransigente. Por lo visto, el "nadie es más que nadie", es una frase hecha que hoy en día carece de sentido. Te muevas por donde te muevas, en la calle, o en el mundo virtual (medio utilizado por la mayoría de las personas por ser cómodo, rápido y sin tener que ver con quien mantienes una conversación) se palpa en el ambiente el citado desencuentro. El mundo virtual poco a poco se convierte en un cubo de basura en el cual la gente vierte sus más bajos y desconocidos instintos. A colación de lo dicho, y por participar en una conversación en la que tuve que leer de todo, la conclusión está clara: Aquí, todo vale. Insultar, ignorar, la burla...y sobre todo, el desprecio y la egolatría. Los ególatras proliferan como las setas en este medio. Cada vez, son más.De ahí "el estás conmigo o contra mí", simplemente porque " yo lo valgo". Señores, pongamos los pies en la tierra, que al final, todos vamos a ir a parar al hoyo. A ver si bajamos esos aires de grandeza y no nos creemos ser el centro de todas las conversaciones y comentarios. Ni estoy contigo ni contra ti, simplemente somos diferentes. Así de simple.

Begoña Albert

Tengo la mala costumbre de acercarme a los titulares mientras tomo el café. Hoy, día en que se inicia el curso escolar con un aumento de más de 9.000 alumnos, especialmente en secundaria y recordando que estamos con menos profesores y menos aulas en la escuela pública, como aquí en l’Eliana, que en dos años hemos perdido más de 20 profesores y seguimos esperando un segundo Instituto hace más de siete años, y no llega, dos noticias me han llamado la atención… la primera las declaraciones del Señor Montoro afirmando que va a a llegar hasta el final en la investigación del fraude de Pujol. Faltaría más, pero es una pena Sr. Montoro que esa decisión no se tome con todos y cada uno de los defraudadores a la Hacienda Pública y haciéndoles pagar todo lo que nos han robado al resto de ciudadanos quizás no harían falta tantos recortes… es una pena que declaraciones de este tipo no se le hayan conocido, por ejemplo, en casos como el de la Infanta….una pena…La segunda noticia que ha incitado a mis dedos a ponerme al teclado han sido las declaraciones de Carlos Fabra, defraudador confeso y convicto, sí... para él su comportamiento en el tiempo transcurrido desde el último delito hasta hoy, hacen desaparecer la necesidad del castigo y por tanto se merece el indulto….. Sin entrar en la figura del indulto, tema que de por sí daría para una buena reflexión, si el Ministro del ramo decide indultar a Fabra atendiendo a ese comportamiento para no caer en arbitrariedad, deberá plantearse cuantas personas fueron condenadas habiendo transcurrido tiempo entre el delito y la condena y cuantas de ellas llevaban en el momento de la sentencia una vida acorde a las pautas sociales, lo que se denomina rehabilitación , lo que ocurre en muchas ocasiones cuando el condenado es un adicto y pasa por un tiempode desintoxicación...y que piense si es posible que el mero paso del tiempo, rehabilita a un corrupto y defraudador de sus hábitos o a un violador….Buenos días!!

Pura Peris

Más artículos...