El Aguijón es una sección de opinión en la que los participantes pueden exponer con total libertad su punto de vista sobre temas de actualidad y de interés que afectan a nuestra comunidad. Vivaleliana!, pretende ofrecer a sus lectores, claridad, libertad de crítica y argumentos, tomando partido, eso sí, con el debido fundamento y respeto, sobre las cosas que pasan a nuestro alrededor.
Vivaleliana! no se hace responsable de las opiniones vertidas sino que serán responsabilidad única de las personas que las escriben y firman.

Desencantado como estoy al haber sabido que los Reyes Magos vienen del El Corte Ingles, este año no voy a dedicar mi carta a una entelequia que ha roto mi inocencia. Prefiero hacer unas peticiones a los políticos, en los que tampoco creo, pero haberlos, haylos.

Os pido, que borréis de vuestro vocabulario frases, que para no iniciados, pueden llevarles a la confusión.

Así, el cese temporal de la convivencia, puede llamarse divorcio que es lo que ocurre cuando uno se casa contra otra, ya sea por la Iglesia, por lo civil o por lo penal.

La movilidad exterior, es solo una emigración forzosa, preferente de jóvenes generalmente, muy preparados, que ven obligados a abandonar hogar, familia, lengua porque no encuentran un trabajo en su propio país.

El despido diferido, solo se da cuando alguien recibe un correo pidiéndole fortaleza y compromiso para estar con él. El resto de despidos, son en directo, de forma fulminante, tal y como permite la flexibilidad laboral que no es mas que la facultad que se da a los empresarios para que manden al paro al trabajador que le sobra y con mínimo coste.

El crecimiento negativo es la perdida de poder adquisitivo y dek aumento del desempleo, que en el mejor de los casos te pueden permitir que trabajes pero no que puedas seguir pagando la hipoteca, ni la luz ni el colegio de los niños, con jornadas de unas horas al mes que te mantienen ocupado pero en la misma indigencia que tenias con el subsidio de seis meses.

Nuevos ajustes, para referirse a otra subida de impuestos, porque alguien tiene que pagar las tarjetas opacas, el dinero a fondo perdido para la banca que no lo revierte al emprendedor, y las fugas de capitales de exhonorables que tal vez no pisen la cárcel nunca. A este mismo apartado se aplica el recargo temporal de solidaridad que al ser impuesto de manera unilateral no es solidario sino un atentado mas contra nuestros esquilmados bolsillos.

Desaceleración transitoria, solo significa que seguimos instalados en la crisis donde los brotes verdes solo son espejismos que se le aparecían a Zapatero, como a su antecesor se le aparecieron las armas de destrucción masiva que nos siguen dejando daños colaterales, esto es, la muerte de niños que nunca llegaron a ser hombres porque una bomba equivocó su camino.

El relevo de un cargo público, -cosa poco frecuente- es un cese, cinco minutos antes de que su superior , el cesante, se queme por culpa del cesado.

Pues bien, como dijo Lola Flores, a los que usáis estos y otros eufemismos, “si nos queréis, irse”, y llevad con vosotros estas palabrejas que harían removerse en su tumba al propio Cervantes.

Feliz Año Nuevo.

Miguel Ángel Martínez Collado

No es novedad, queridos amigos y amigas. La inmensa mayoría de la sociedad siente un gran respeto y admiración por vosotros. Pero no figuráis en la agenda de ningún gobierno como prioridad que mitigue la carencia que padecéis por causas ajenas a vuestra voluntad.

Como quién se sacude pulgas de encima, nuestra Comunidad dedica mínimos esfuerzos económicos que os garantice la subsistencia , y estima que esta cobertura debe llegar del gobierno central, que poco destaca por las políticas sociales que ponen en marcha. Tal vez el dinero gastado en un aeropuerto inservible, que ni siquiera puede llevar a su mentor a Segovia, o el Hemisfèric que cae a pedazos, o los eventos papales, podrían haberse destinado a suavizar la situación en la que muchos de vosotros os encontráis.

Si las políticas sociales, no son prioridad – no me refiero al ‘bla, bla, bla’, que ponen en marcha en tiempo de elecciones-de quienes tienen la obligación de hacerlo, ¿quién defiende vuestros derechos, aparte de vosotros mismos y del inmenso apoyo social del que disponéis?. Y –afortunadamente- en muchos casos, estáis en disposición y así lo queréis, de que la ayuda sea en forma de un trabajo digno, porque tenéis capacidad suficiente para llevarlo a cabo y la dignidad suficiente para preferirlo antes que un subsidio de lástima y de miseria. La discapacidad, -la física- es compatible con la inteligencia. Tengo un amigo (y entrañable compañero, mío y de este periódico), con un nivel intelectual, y una capacidad para el trabajo, que para mí quisiera.

Ya lo sé: existe en la ley todo un articulado que tiene en cuenta la incapacidad y que contempla prestaciones para quién la padece. Yo no hablo de ley. Hablo de la realidad de esta y tantas leyes que duermen el sueño de la letra escrita que no se pone en práctica, que se incumple sistemáticamente. Hablo de retrasos de años y años en que el dinero no llega por mas que la incapacidad quede reconocida por la Administración.

Pronto van a pediros, a pedirnos, el voto necesario para ocupar el sillón que tanto les atrae. Entramos en tiempo de rebajas electorales. De besar niños, de estrechar manos, de mezclar sudores de ministerio y de palacio con sudor de pueblo, (cuanto sacrificio cuesta gobernar) , pero el pueblo se está hartando de tanto teatro y exige realidades.

A todos y a cada uno de los partidos se lo digo. Poneos de una puñetera vez al servicio del pueblo. De lo contrario, decidiremos que los incapacitados seréis vosotros. Y tendréis la desventaja, de que vuestra incapacidad será la miseria en que os podréis convertir. Y será irreversible. Avisados andáis.

Miguel Ángel Martínez Collado

Cada semana, repugnante macho apareces en los medios de comunicación donde se narra tu última demostración de hombría haciendo el macabro uso de tu autoridad para quitar la vida a una mujer que para ti, mas que una vida, es una propiedad patrimonial que te pertenece, porque ella solo es una mujer y tu una bestia.: lo mas parecido a una hiena, pero eso si, hiena macho.

El pasado día 8, la violencia de género nos dejaba en España tres muertes (dos mujeres y un hombre) y una mujer herida.. Aquí al lado, en Paterna-donde resido- nos arrancaron la vida de una mujer emprendedora, querida, resuelta y conocida por todos nosotros. Dos niños de seis y cuatro años, sus hijos, presenciaron la masacre.

El razonamiento de tu asqueroso cerebro, suele funcionar con parecida fórmula en cada caso de muerte que duele a la sociedad, porque en cada una de las muertes que provocas, la propia sociedad muere un poco. Al tiempo que vomita sobre tu estampa en cada ocasión que ejerces tu bestialidad. Tu cerebro de hiena macho, decide que si no es tuya, mejor muerta. Porque la propiedad hay que defenderla con uñas y dientes como el ministro Trillo defendió Perejil..

A veces. Puedes hacerlo hasta delante de tus hijos, es más, a veces, los matas a todos a la vez, o puedes matarla a ella cuando está embarazada, porque todo lo que tenga que ver con ella forma parte –por tu propia decisión- de tu patrimonio. Luego, algún siquiatra, puede encontrarte algún signo de perturbación mental –vaya descubrimiento- y te puede salir la orgia de sangre por un corto tiempo de internamiento que compensa tu reputación de repugnante macho.

Yo, ignorante como soy en temas de siquiatría , solo creo que eres un impotente, frustrado, borracho, mal trabajador, degenerado, que arrastra la sospecha – y ahí aciertas- de que todo el mundo es superior a ti.

Y además, te digo, que todos deberíamos movernos para pedir una ley que te de el tratamiento que tu hombría se merece. Para que puedas entrar en una celda llena de pulgas y te pudras durante el resto de tiempo que tus asquerosos pulmones tengan aire para respirar. Y que esa vida, fuera lo suficientemente larga como para que tengas tiempo de ahogarte en tus propias deposiciones. Si bien, pudiera ocurrir que tus deposiciones te gusten y pudieran reforzar tu podrida salud alimentada de tu mierda y de la sangre derramada.

Recibe mis mejores deseos de que termine de perforarse tu estomago y tu cabeza, antes de que vuelvas a quitar otra vida humana como forma de reivindicar lo que te pertenece.

Miguel Ángel Martínez Collado

Más artículos...