El Aguijón es una sección de opinión en la que los participantes pueden exponer con total libertad su punto de vista sobre temas de actualidad y de interés que afectan a nuestra comunidad. Vivaleliana!, pretende ofrecer a sus lectores, claridad, libertad de crítica y argumentos, tomando partido, eso sí, con el debido fundamento y respeto, sobre las cosas que pasan a nuestro alrededor.
Vivaleliana! no se hace responsable de las opiniones vertidas sino que serán responsabilidad única de las personas que las escriben y firman.

Mis primeras palabras, las dirijo a los familiares y amigos de la desaparecida, para darles mi más sentido pésame. A la hora de la muerte, queda un entorno de dolor con el que cualquiera debiera solidarizarse.

La controvertida figura de Rita, pasó por este mundo sin dejar indiferente a nadie. Suscitó pasiones y odios. Ideológicamente, estoy en las antípodas de la forma de gobierno que propició en su dilatada carrera política.. Pero siento vergüenza ajena, del uso que de su muerte, está haciendo su propia familia política. Escucho a los que la arrojaron a la cuneta del poder cuando la cosa pintaba mal, y sus implicaciones en casos de mal olor, no beneficiaban a un partido con una cloaca abierta, desde Valencia a Madrid, y ramificaciones periféricas.

Ahora, el voceras y perro de presa del partido, el Sr Hernando, en un alarde de cinismo máximo, mata al mensajero: culpa al acoso de los medios, de este trágico final.. Es el mismo señor que hace menos de una semana, al ser preguntado por los medios, sobre la citación del Supremo a la difunta, dijo que “nada tenia que decir de alguien que ya no militaba en su partido”. Al partido que la había subido a los altares, al que le había dado victoria tras victoria en el Ayuntamiento de Valencia. Al partido que no la apartó mientras pudo rentabilizar su tirón para el voto, y que solo tomo la decisión de hacerlo, cuando se dio cuenta de que ya estaba amortizada.

La muerte, no debe ser motivo de regocijo. Pero la muerte no puede devolver la dignidad política, a quién, por acción o por omisión, la había perdido. Y basta de demagogias, hablando del pitufeo de mil euros, cuando era público y notorio que la financiación presuntamente ilegal del partido en nuestra Comunidad, puede haber costado a los ciudadanos algún centenar de miles de Euros. Igual de público y notorio, que en Valencia, no se movía ni el aire sin que Rita lo autorizara. La muerte, causa dolor, pero no santifica ni blanquea la vida de quién la ha perdido. Rita fue un animal político que tuvo sus luces y sus sombras. Y eso fue lo que los medios retrataron en cada momento. La última etapa de su trayectoria política, tuvo mas sombras que luces. Nadie la obligó, cuando pintaron bastos, a refugiarse en el aforamiento que le prestaba el Senado. Si tenia clara la limpieza de su trayectoria, podía haber dejado la política a acudir al juez para que limpiara toda sospecha sobre los hechos que la cuestionaron. En política, los linchamientos, solo ocurren cuando el cuestionado, se esconde, se aferra al cargo, se parapeta en sillones y aforamientos.

Y puede no gustar, pero cabe pensar, que la muerte de Rita, haya sido el último favor que haya hecho al partido que la repudió. Porque con ella, se van sus secretos.

No entro a valorar, la actitud de Podemos en el Congreso, no sumándose al minuto de silencio. Nada hubieran perdido con quedarse, y poco fruto político van a sacar de su ausencia. Dicho esto, En Reus, acababa de fallecer, quemada en su hogar, una señora que encendía velas de noche porque no tenia dinero para pagar la luz. Los políticos, lo son por voluntad, y el cargo lleva consigo someterse a críticas. Los pobres no eligen ser indigentes, pero la indigencia también conlleva la posibilidad de morir del modo mas doloroso e indigno.

Reitero mi sentimiento de respeto al dolor de la familia.

Miguel Ángel Martínez Collado

24/11/2016

DONALD TRUMP: ¿SORPRESA?

POR EL PRESENTE Y CONTRA LA PERMANENTE ACTUALIDAD

 

Una cosa es el presente y la historia y que esta segunda sea siempre o casi siempre la historia de el primero, y otra cosa es vivir e instalarse en una enfermiza y patológica ACTUALIDAD. Es decir, vivir, pensar, juzgar... en función de instantes y momentos fugaces, dar nuestra impresión creyendo que estamos dando una opinión válida cuando tenemos tan solo un conocimiento superficial de las cosas, de las personas o de los asuntos que genera la actualidad y que durante unas horas nos descargamos diciendo lo primero que se nos ocurre y luego abandonamos esa actualidad por OTRA ACTUALIDAD, más actual, si cabe, es decir, la actualidad de pasado mañana con idénticos criterios; es decir con total ausencia de criterios.

Un ejemplo de este asunto es lo ocurrido hace unas horas con la victoria de DONALD TRUMP en las elecciones presidenciales estadounidenses y su acceso al poder, al convertirse en el 45 Presidente de uno de las estados más poderosos del extraño planeta que habitamos.

Insistiré, una vez más, en la COMPLEJIDAD de las situaciones en las que nos vemos envueltos. Todo o casi todo es lo que parece ser y a la vez su contrario o, puede serlo. Me limitaré ante esta incertidumbre, consciente de que vivimos en esa "sociedad del espectáculo" que enunciara Baudrillard, en esa "modernidad líquida" que menciona Bauman o en "El malestar en la cultura" que anticipara Sigmund Freud, a señalar por mi parte algunos elementos que, tal vez, puedan ayudar a entender la escalada de ese monstruo de la modernidad, el ya Presidente Trump:

1.- La sorpresa, la mía, al menos es solo relativa. Demasiados antecedentes incomprensibles, cercanos o lejanos, independientemente de su peso en la balanza mundial: La negativa de buena parte de la sociedad colombiana a aceptar el proceso para el cese de la violencia y el disfrute de la paz; el triunfo de Brexit en Gran Bretaña; el permanente malestar de las instituciones europeas ante la irrupción masiva de extranjeros; el avance indudable de la xenofobia y el racismo, de la intolerancia social, económica, política y sexual; la perdida creciente de calidad democrática (en todo el mundo) y no solo en las formas sino en el respeto a las ideas y las instituciones políticas hasta hacer imposible el juego democrático, el contraste de pareceres y la igualdad de oportunidades como está ocurriendo en España con el proceso de elevación de Rajoy a los altares con la aquiescencia del "aparato" organizativo del partido socialista (condenado a un fracaso prolongado); la constante provocación de las empresas de la comunicación para confundir -a través de sus editoriales y programas basura- a los consumidores, con una publicidad cada vez más de una agresiva en productos y practicas -desde los hogareños a los sexuales- que nos llevan a un permanente estado de excitación y clima prebélico, cemento de los video-juegos o las más violentas series de TV., que suelen ser las mejor realizadas técnicamente...

2.- La actual confusión entre lo que es y no es cultura. Para los "permanentes" de la actualidad todo es cultura. Los medios informativos e incluso ciertos colectivos sociales sin duda influidos por los neo-lenguajes mediáticos consideran los soeces improperios de D. Trump contra las mujeres y su obsesión por considerarlas objetos sexuales y por ende seres inferiores como "una cultura de la violación". ¿Cultura? Es sr. T. es y representa la encarnación de unos contra-valores ya consolidados entre nuestros vecinos, y no diré cuales sino que enumeraré sus méritos: padre de tres hijos varones nacidos y educados para heredarle y dirigir el rumbo de sus empresas y dos hijas mujeres educadas para la belleza, la moda y el espectáculo permanente... Contemplamos, según las revistas del corazón, a una "fuerte estirpe familiar" algo que se extingue a base de pobreza pero que se desea y admira... Trump, un señor enamorado del golf, la moda y el modelaje; habitual visitante de la PLAYBOY MANSION y degustador impenitente de sus "conejitas"; encantado por las celebritys de cualquier edad y lugar...

3.- ¿Cambiará con él la política mundial? ¿Es un fascista?

Lo primero es desde luego, probable. El señor T ha apelado en su discurso a los más bajos instintos del ser humano, esos de los que hoy se hace publicidad y se tienen en alta consideración por buena parte de de los humanos. Son las nuevas tendencias que "molan" o "ponen" e imponen frivolidad y perversidad al tiempo, que hoy gustan o aceptan con mayor o menor comodidad, blancos pobres, negros, mujeres (en situación de indefensión y desprecio), hispanos... Y cuanto más pobres y más indefensos más seguridad aparenta el dinero y los sujetos que lo poseen en cantidades inmensas, como inmensa es nuestra ignorancia y credulidad...

Lo segundo... pues, el fascismo tuvo su periodo en la historia y es confundir creer que todo es igual y que siempre es y será lo mismo. Puede que en ciertas esencias, lo sea, pero todo fluye, toda cambia, como enunció Heráclito y no necesariamente a mejor... Disculpad, empiezo a estar muy cansado.

La notícia del President del Govern, Mariano Rajoy, de suspendre el valor acadèmic de les proves d’avaluació final de 4 ESO i 2n de Batxillerat fins que s’arribe a un pacte educatiu no és l’anunci que volia escoltar la comunitat educativa, en peu de guerra contra aquesta llei.

En primer lloc, és una llei que mai havia d’haver vist la llum. No es pot promulgar una llei educativa que des del primer moment ha tingut en contra la pràctica totalitat de la comunitat educativa i que es va aprovar al Parlament amb els vots del PP, aleshores amb majoria absoluta en el Parlament. Però no, s’entestaren en dur-la endavant i posar-la en marxa amb presses…. No fora que la majoria absoluta s’acabara i tocara o modificar la llei o simplement guardar-la en un calaix.

Ara volen buscar un Pacte Educatiu. La veritat és que es tracta d’un exercici de cinisme increïble i d’una presa de pèl a la comunitat educativa i a la ciutadania en general. Per què ara sí i no abans? Ja està bé de fer lleis educatives sense consens i de jugar amb el futur dels i de les nostres joves, els quals a hores d’ara no saben de què es van a examinar i amb quina finalitat abocant-los a una situació de manifesta “inseguretat educativa”.

Per no parlar del paperot que ens toca fer als professors que els fem classe. I el senyor Wert en el seu destí daurat de París com a premi pels serveis prestats, rient-se probablement de tot i de tots i totes.

Impressionant!

Javier Soria, professor de secundària

Esquerra Unida-Els Verds, Sumem

Más artículos...